Vibrando a ritmo de los wadaikos

Gran ovación para HA.YA.TO Drums Masters en Canal

likeIcono La calidad técnica y la energía de los intérpretes
unlikeIcono La bajada de intensidad tras el descanso

HA.YA.TO Drums Masters nos ofrece un espectáculo en el se amalgaman la tradición japonesa, a través de los wadaikos (tambores típicos del país nipón), y la modernidad, en lo que a la estética y a la propuesta coreográfica se refiere. En su origen los wadaikos se empleaban para enviar señales a los aliados para ahuyentar a los animales que podían echar a perder sus plantaciones y también para levantar el ánimo de los guerreros en la batalla.

Tras la apertura del telón, la sonoridad intensa de los tambores junto con una efectista y vivaz propuesta coregráfica y espacial hace que la agrupación japonesa se meta al público en el bolsillo desde el primer momento. Los intérpretes tocan con gran intensidad, manteniendo un ritmo vertiginoso, sin descuidar la coordinación y la estética coreográfica. Más que un espectáculo musical con tambores, podríamos afirmar que nos encontramos ante una sucesión de coreografías percusivas, interpretadas de forma milimétricamente sincronizada por el elenco.

El espectáculo recorre las 4 estaciones a través de distintos pasajes, con los que consiguen mantener a la platea alerta. Antes del descanso realizan una divertida intervención en castellano e invitan a interactuar al público, proponiéndoles juegos rítmicos de pregunta-respuesta y haciéndolos partícipes del espectáculo. Tras el intermedio, arrancan con una intensidad mucho más moderada, que va en aumento progresivo hasta un final frenético.

La gran dificultad técnica, la velocidad de ejecución y la potencia de las últimas piezas, sumado a la larga duración de la mayor parte de ellas, supone todo un reto a nivel aeróbico para los intérpretes.

La agrupación está liderada por los hermanos Kanazashi y cuenta como artista invitada con Chieko Kojima, la primera mujer nombrada maestra wadaiko en Japón, que por momentos interviene con sus danzas folclóricas y en otras ocasiones tocando los tambores.

Tras el cierre del telón, se produce una fuerte ovación, a la que los músicos dan respuesta con un largo bis, en el que aumentan si cabe el brío y la pasión en la interpretación, llegando al clímax del espectáculo. Tras más de dos horas de entrega por parte de los intérpretes, el público sale de la sala roja de Canal con la sonrisa en la cara, vibrando y con las energías cargadas.

Este espectáculo forma parte del programa de los actos conmemorativos del 150 aniversario de las relaciones diplomáticas entre este España y Japón y continuará su gira por la península hasta el 5 de noviembre.

Función: 25 de noviembre de 2018. Sala Roja de los Teatros del Canal (Madrid)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here