likeIcono La voz de Ivanna Rossi
unlikeIcono Según comentaba el público al salir: “falta algún tango”

Se dice de mi” resuena en mis oídos si recuerdo mi infancia en Buenos Aires, mientras mi madre imitaba a Tita Merelo y de este lado del charco la revista vivía ya su época de declive, allá por la década de los setenta. La CeliaCelia Gámez, aún activa, ya convivía con otras estrellas como Sara Montiel, con la que una década más adelante pasaría sus últimos momentos en escena en el Teatro de La Latina (Nostalgia).

Puede que a un “millennial” el género “Revista” no le suene demasiado conocido, ni que “A media luz” le despierte ningún recuerdo de su infancia, pero la revista musical tuvo una larga vida, grandes estrellas y suma entre sus fans a muchos nostálgicos que son capaces de llenar, a día de hoy, teatros para rememorar esa época de luces, brillos, vestuario majestuoso, voces agudas y el esperado debilitamiento paulatino de la censura. Celia Gámez, “la más española de las argentinas”, como algunos la llaman, reinó durante cincuenta años sobre el escenario y escribió la historia de la “Revista” en España.

“la más española de las argentinas”

Por su parte, la también argentina Ivanna Rossi, cantante, actriz y bailarina, al igual que hiciera Celia Gámez con apenas 21 años, llega desde Buenos Aires para conquistar Madrid con su voz y desparpajo sobre el escenario y lo logra. Celia Gámez, sin embargo, llegaba a España con su padre a cobrar una herencia, pero quiso el destino que una oportunidad única le abriese las puertas de una carrera meteórica, que ella aprovechó sin perder tiempo.

La Celia 04

En “La Celia”, Rossi homenajea a la Gámez combinando relatos de su vida, 14 de sus más famosas canciones, numerosos cambios de vestuario, música en vivo (piano, contrabajo y violín) para que vayamos recorriendo la historia de Madrid desde la década de los 20 del siglo pasado, mirada con los ojos de la inolvidable “Reina de la revista”.

Cuatro bailarinas la arropan en escena y completan el marco teatral de aquellos años. Con el estilo inocente pero provocador con el que en esa época se atraía a un público exclusivamente masculino, pero que comenzaría, justamente gracias a Celia Gámez, a darle cabida a las mujeres entre las butacas de los teatros de revista madrileños.

La Celia 02Como la propia Rossi comenta en escena, Celia, despertaba admiración y curiosidad a partes iguales, tanto arriba del escenario como entre bambalinas. Su historia personal no hacía más que agrandar su fama, fortalecer el mito y a su alrededor no dejaron de multiplicarse innumerables historias sobre su carácter, sus amantes y su gusto por el juego.

Para algunos, que además vivieron la época dorada de la Gámez, esta propuesta puede resultar un poco light, ya que la artista daba aparentemente para un personaje más complejo. Para una que no tuvo la suerte de verla, sentada en la platea de Canal, “La Celia” nos sumerge en la atmósfera única de aquella época y nos dejamos encantar, imaginando como sería el Madrid que la vio brillar y los pies se nos mueven mientras el público, que se sabe todas las canciones, no puede resistirse a tararear sin equivocarse cualquiera de las melodías.

Función: 21 de octubre en los Teatros del Canal (Madrid)

Fotos: Gianni Mesticcheli

Ficha técnica

Intérpretes: Ivanna Rossi, Olivia Juberías, Begoña Álvarez, María López, Elsa Álvaro
Texto: Santiago Castelo
Dirección musical, arreglos y música original: Jordi López.
Orquesta de piano (Rosalía López, Javier Martínez), contrabajo (Ernesto Lapeña, Juan Pablo Togneri) y violín (Celia Bercovich, Javier Aznárez)
Dirección: Emilio Sagi
Escenografía: Daniel Bianco
Vestuario: Renata Sshussheim
Coreografía: Sibila
Iluminación: Juanjo Llorens

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.