likeIcono El diseño de cada elemento en escena
unlikeIcono Nada

Todo lo prometido en el programa puede ser cierto o no; puede ser más o puede ser menos, pero lo que es indiscutible es que Maria Pagés ha puesto en Yo, Carmen amor, creatividad, experiencia y talento para construir un espectáculo donde la pura belleza del mirar y del sentir superan cualquier crítica o descripción. Yo Carmen apela a las sensaciones, a las pulsiones y, además de triunfar en este cometido, consigue que racionalmente podamos destacar aún más cosas: coreografía, interpretación, música, vestuario, iluminación… pero vamos por partes.

Pagés decide meterse en una faena nada fácil, intentando hacerle un contrapunto al personaje de Carmen. Ella dice mirar a la famosa gitana de Sevilla porque es inevitable, porque creció con su imagen en la misma tierra y porque reniega del estereotipo que se fue labrando con los años sobre la mujer que Mérimée puso sobre papel y Bizet en notas musicales. Pagés mira a Carmen, se refleja, la analiza y se aleja para proponer algo distinto.

Butaca2_María Pagés_Yo Carmen (1)

Los espectadores, sin embargo, que entramos con la Carmen de Bizet en la mente y las expectativas de encontrar huellas de ayer en Yo, Carmen, vamos  abandonando ese prisma a lo largo de la representación, hasta poder disfrutar de la propuesta de la coreógrafa. Pagés ha logrado lo que se proponía. Se ha inspirado, ha bebido de una creación anterior — cosa que no muchos logran sin volverse copia— para plasmar luego una propuesta nueva.

Yo, Carmen, es la versión danzada de la vida femenina en diversos aspectos. Es la madre, la ama de casa, la seductora, la soñadora, la luchadora diaria e incansable de un mundo lleno de presiones autoimpuestas y externas para que alcancemos la perfección (que no existe).

La coreografía de Yo, Carmen, además de bella es propicia para que las siete bailarinas que acompañan a Pagés nos regalen hora y media de técnica, interpretación y saber hacer. Cada una de ellas y la suma conjuran una deliciosa alquimia flamenca. Los músicos tocando en directo y el cante en vivo sobre el escenario avivan el fuego, que alimenta este espectáculo.

Butaca2_María Pagés_Yo Carmen (3)

El vestuario, también diseñado por la sevillana, es favorecedor, acertado y aumenta el poderío de la historia contada. No faltan ni sobran accesorios sobre el escenario; abanicos, sillas, escobas, plumeros, delicadas luces, bastones y espejos nos ayudan a seguir dando vida a todas las Carmen, polivalentes mujeres, que habitan el mundo.

La iluminación, a cargo de Pau Fullana, es en Yo, Carmen un impecable partenaire del movimiento, creando realidades que se multiplican, que aparecen y se esconden, engañándonos con su ilusionismo. Sumando más aciertos está también la música elegida, donde aparecen (como no?!) pasajes de Bizet que nos hacen un guiño y se mezclan sabiamente con piezas de Sebastián Yradier, Rubén Levaniegos, Sergio Menem y David Moñiz.

María Pagés y su compañía nos ofrecen en Yo, Carmen su baile, pura energía en movimiento.  Brazos interminables, taconeo que despierta pasión, delicadas figuras femeninas que se abren paso para esculpir esa mujer sin maquillaje que cada día reivindica la libertad que Carmen también buscaba.

Función: 6 de abril del 2016. Teatros del Canal (Madrid). Ensayo general.

Fotos: Compañía María Pagés

Ficha técnica

Dirección y coreografía: María Pagés
Dramaturgia: El Arbi El Harti
Música: George Bizet, Sebastián Yradier, Rubén Levaniegos, Sergio Menem, David Moñiz, María Pagés
Letras: María Zambrano, Widdad Benmoussa, Akiko Yosano, Marguerite Yourcenar, Margaret Atwood, Belén Reyes, El Arbi El Harti, María Pagés
Diseño de iluminación: Pau Fullana
Diseño de vestuario: María Pagés
Realización de vestuario: Ángel Domingo
Baile: María Pagés, Eva Varela, Virginia Muñoz, Marta Gálvez, Nuria Martínez, Macarena Ramírez, Natalia González, Julia Gimeno, Sara Pérez, José Barrios
Cante: Ana Ramón, Loreto de Diego
Guitarra: Rubén Levaniegos, José Antonio Carrillo de Mora “Fyty” Percusión: Chema Uriarte Violonchelo: Sergio Menem Violín: David Moñiz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.