likeIcono Les Arts Florissants y su música barroca
unlikeIcono Nada

El burgués Pourceaugnac recibió el ofrecimiento de casarse con Julie pero ésta estaba enamorada de Eraste. El padre de Julie no acepta esta relación y prefiere que su hija contraiga matrimonio con el ridiculizado Leonard, pero quizás cambie de opinión… Nadie quisiera estar en los zapatos del pobre Monsieur de Pourceaugnac!. Me animo a afirmar que la Sala Roja de los Teatros de Canal al completo estaría de acuerdo conmigo. El público de esta representación se adivina aficionado y conocedor. Esperan con entusiasmo y expectación que por fin las luces se apaguen y cuando lo músicos comienzan a entrar en escena – aún con luces medio encendidas – se acomodan rápidamente en sus butacas para no perderse detalle. El que habla francés se dedica a disfrutar relajadamente y el que no debe empeñarse en leer los subtítulos y simultáneamente atender a la música, el canto y la actuación de estos veinte artistas en escena.

Durante dos horas el hombre llegado de Limoges a un pueblo en busca de su futura esposa no hace más que sufrir engaños de todo tipo, al comienzo devolviendo una amable sonrisa, pero al final con una expresión desencajada y sin saber cómo salir de aquel infierno.

Sin respiro, el pobre Pourceaugnac se ve manipulado por médicos, vecinos, toreros y un sinfín de cómplices que buscan frustrar su boda. Mientras, nosotros cómodamente sentados nos dedicamos a reír durante casi 120 minutos.

Como Monsieur de Pourceaugnac, Gilles Privat nos conquista con su personaje y nos provoca ganas de subirnos al escenario a auxiliarlo. El resto del elenco está ciertamente a su altura.

La obra de Moliere, con casi 350 años de antigüedad, no se aleja demasiado de una realidad que podría darse en la actualidad. Las problemáticas, los conflictos amorosos y lo que puede suceder en un pueblo pequeño, así como las preocupaciones de los personajes nos resultan familiares. Por lo tanto, rebosa de frescura, sin tiempo, perfectamente actual.

Al mando de William Christie, Les Arts Florissants, interpretan en vivo la música barroca que acompaña a la obra y que, a diferencia de otras comedias-ballet, está estrechamente ligada a la propia obra. Aunque la danza en esta pieza resulta bastante anecdótica, es cierto que la música juega un papel protagonista, tanto a nivel instrumental como vocal. La interpretación, bellísima.

La escenografía, a cargo de Aurélie Maestre, resulta dinámica y atractiva, permitiendo crear infinidad de situaciones, a medida que los artistas mueven las piezas sobre el escenario.

En un contexto pomposo y suntuoso, con un Rey – Luis XIV – amante del lujo y el derroche, Moliere junto a Pierre Beauchamp y Jean-Baptiste Lully crearon esta obra para divertimento del monarca pero tratando temas que se repetirían en sus obras como el matrimonio, el dinero, la enfermedad, asuntos que trascienden la corte y preocupan a todos.

La obra ha sufrido múltiples interpretaciones a lo largo de su extensa vida y esta vez estamos ante la más actual y viva de esas versiones, que posiblemente complacerían con creces a sus creadores. Este trío de creativos darían vida, en el siglo XVII, a alrededor de una docena de obras que respondían a las características de la comedia-ballet. Monsieur de Pourceaugnac no fue justamente de las más representadas en épocas más contemporáneas a nosotros. Esto supone haber disfrutado durante 3 noches de una gran oportunidad en la capital madrileña.

Función: 22 de enero del 2016. Teatros del Canal (Madrid)

Foto: Brigitte Enguerand

Ficha técnica

Una comedia-ballet de Molière y Lully
Dirección de escena – Clément Hervieu-Léger
Dirección musical y clave – William Christie
Decorados – Aurélie Maestre
Vestuario – Caroline de Vivaise
Iluminación – Bertrand Couderc
Sonido – Jean-Luc Ristord
Coreografía – Bruno Bouché
Peluquería y maquillaje – David Carvalho Nunes
Asistente musical – Paolo Zanzu
Asistentes de escena – Clémence Boué y Aurélie Maestre
Elenco: Erwin Aros, contratenor – segundo músico, egipcio / Clémence Boué – Nérine / Cyril Costanzo, bajo – boticario, abogado, arquero / Claire Debono, soprano– egipcia / Stéphane Facco – doctor, Lucette, suizo / Matthieu Lécroart, barítono-bajo – primer músico, doctor, abogado, desocupado / Juliette Léger – Julie / Gilles Privat – Monsieur de Pourceaugnac / Guillaume Ravoire – Eraste, suizo / Daniel San Pedro – Sbrigani / Alain Trétout – Oronte
Conjunto instrumental de Les Arts Florissants

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.