Después de una larga temporada centrada en producciones de línea clásica, la unidad de danza de la Xunta de Galicia estrenó el pasado 3 de abril en el Teatro Rosalía de Castro de A Coruña Full House, una nueva propuesta de danza contemporánea, que integra en el programa dos piezas creadas específicamente para el Centro Coreográfico Galego (CCG): Magnificat (2011) de Amaury Lebrun, ex-bailarín principal de la Compañía Nacional de Danza y colaborador habitual del CCG y Full House (2014, estreno), del sueco Johan Inger, vinculado al Nederlans Dans Theatre (NDT). Ambas piezas, aunque elaboradas dentro de una estética actual, están dentro de un lenguaje académico, con una clara base de técnica clásica, en la línea de la trayectoria profesional de los dos creadores.

Magnificat es la pieza de Lebrun para diez bailarines que da comienzo al programa. La obra fue creada en 2011 para el CCG, dentro del espectáculo 3DTres, con música cantada de J.S. Bach de la que el coreógrafo ha extraído el título. En ella tanto bailarines como bailarinas integran como parte principal de su vestuario un tutú de corte romántico, haciendo una evocación a la época barroca, en contraposición a los movimientos más actuales.

Magnificat - Centro Coreográfico Galego (CCG)

Tras el descanso, el programa continúa con el estreno de la pieza de Inger para ocho bailarines Full House, con música folclórica húngara de Lajkó Felix. En esta ocasión vemos un elenco más compacto, en el que los bailarines se muestran dúctiles y nos van llevando por la obra del sueco, cargada de fuerza y dinamismo, que va in crescendo, haciendo que el público por momentos esté inquieto en la butaca.

Para la creación de la pieza Inger ha contado con colaboración de su hermano Carl, quien ha estado trabajando como repetidor en la sede del CCG de A Coruña durante el mes de marzo.

Full House - Centro Coreográfico Galego (CCG)

Ambas creaciones tienen una puesta en escena desnuda, desprovista de atrezzo y con luz muy tenue, principalmente la segunda de ellas, en la que por momentos transcurre en penumbra y en silencio, sin apoyo musical.

Fotos: Fernando de Valenzuela

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.