Idea y dirección coreográfica: Enrique Cabrera
Coreografía: Aracaladanza
Intérpretes: Nadia Vigueras Moreno, Jorge Brea Salgueiro, Raquel de la Plaza Húmera, Jonatan de Luis Mazagatos, Jimena Trueba Toca.
Música original: Mariano Lozano P. Ramos / Luis Miguel Cobo
Música: Numbers 1-4 – Simon Jeffes.
Diseño de vestuario: Elisa Sanz
Diseño de espacio escénico: Elisa Sanz / Enrique Cabrera
Diseño de luces: Pedro Yagüe
Diseño de video escena: Álvaro Luna
Diseño y realización de atrezzo: Ricardo Vergne
Público: +5
Duración: 50 min

Función: 1 de febrero del 2014. Teatro Rosalía de Castro (A Coruña)

Constelaciones es la nueva propuesta escénica para publico infantil de la compañía madrileña Aracaladanza que, al igual que en sus anteriores espectáculos, nos brinda una obra de danza contemporánea  fantasiosa y muy creativa, ideada por y para niños, de gran calidad técnica y escénica.

Capitaneados por Enrique Cabrera, Aracaladanza nos adentra en un sueño en el que los cuadros del pintor Joan Miró cobran vida, los colores y las luces bailan, el telón de fondo se convierte en un improvisado lienzo enorme y los bailarines en la paleta de color del artista plástico, creando un imaginario alegre, fantasioso y mágico.

Destaca de la pieza que, pese a ser pensada para niños, carece por completo de hilo argumental, ciñéndose exclusivamente a la búsqueda de reacciones en el pequeño público, partiendo de los continuos efectos visuales, el colorido y el dinamismo de los bailarines.

Ovillos de todos los tamaños, barrigas rojas, telas de colores y un sin fin de elementos escénicos sorprenden al público continuamente, haciendo que el atrezzo y el vestuario, diseñados por Elisa Sanz, tengan un papel destacado en la mayor parte del espectáculo, ya que aportan plasticidad y colorismo a la pieza, a la vez que ayudan a crear ese ambiente surrealista del pintor, cargado de ilusión y juego. Podríamos decir que Constelaciones es una explosión cromática, en la que priman el rojo, el amarillo, el azul, el verde y el negro, que son los colores que predominan en la obra de Miró.

A nivel coreográfico la danza es sencilla, haciendo ciertos guiños al malabarismo, en la parte de los ovillos, al giro sufi o a la gimnasia rítmica, en el fragmento en el que los bailarines juegan con largas cintas, que se desprenden de las mangas del vestuario.

Últimamente es inusual ver un teatro lleno en un espectáculo de danza contemporánea y la oferta para niños es muy escasa, por lo que se agradecen este tipo de propuestas de calidad, que favorecen el desarrollo de generaciones de nuevo público, que se van acercando a las artes escénicas. Constelaciones es un muy buena oferta para pasar una tarde agradable con los peques de la casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.