likeIcono La dinámica sobre el escenario
unlikeIcono El sonido y un poco larga

Goodbye España (Goodbye Barcelona en el original) nos confronta con parte de nuestra historia, con decisiones importantes, con historias de amor y de vida truncadas por la guerra y la lucha por la supervivencia, a pesar de las peores circunstancias y la sinrazón. El Teatro Infanta Isabel de Madrid presenta Goodbye España, un musical que cuenta la historia de la Brigada Internacional que llegó a España para luchar como voluntarios en la Guerra Civil. A través de las historia de Sam, un joven londinense que se alista bajo la bandera republicana para combatir, intentando detener el avance fascista que amenazaba Europa.

El libreto original es de Judith Johnson y Karl Samuel Lewkowicz es el encargado de la música y letras. Diego Acebes adapta y dirige la versión madrileña. La propuesta es francamente interesante y la historia, basada asimismo en vivencias de voluntarios reales, es magnética. Escuchar a los creadores explicar los orígenes de la idea es francamente inspirador y entendemos el porqué y lo necesario de contar esta historia.

Con un muy buen antecedente como fueron las cinco semanas de la obra en la sala Arcola londinense en 2011, la versión que llega a Madrid resulta algo descafeinada. Quizás pierde atractivo el que no esté en el idioma original cuando el protagonista es inglés. Las canciones tampoco terminan de enganchar. El sonido es bastante mejorable y puede que esto desencadene los demás problemas. Sucede algo parecido con los músicos. Es positivo tener músicos tocando en directo en un palco, lo cual suma realismo y calidez pero el sonido no terminaba de imbuirlos en la historia.

Sin embargo, la dinámica sobre el escenario es buena y el cuadro general con todos los actores en escena es atractivo. La escenografía es humilde y austera pero gracias a la interpretación podemos imaginarnos los distintos lugares por los que transcurre la acción. El vestuario aporta una gran dosis de realismo. Un acierto.

A destacar durante todo el espectáculo las voces de Rebecca —Chus Herranz— y su hijo Sam —Daniel Busquier— y por momentos también brillan la Pasionaria —Lourdes Zamalloa— y Pilar —Jazmín Abuin.

Algunas escenas resultan repetitivas y largas (el hábito de sobre explicar lo implícito). Se podría acortar bastante y así impedir que el espectador termine desenganchándose de la historia por momentos.

Goodbye España es una buena excusa para reflexionar; es una temática interesante de llevar al formato musical y una historia de amor de pareja, filial de valores y compromiso.

Función: 3 de mayo del 2016. Teatro Infanta Isabel (Madrid)

Ficha técnica

Autora – Judith Johnson
Dirección – Diego Acebes
Dirección musical – Txema Cariñena
Iluminación – Juanjo Hernández
Escenografía – Diagoras Producciones
Vestuario – Daniel Maya
Compañía – Diagoras Producciones
Reparto: Rebecca – Chus Herranz, Sam – Daniel Busquier, Pasionaria – Lourdes Zamalloa, Jack – Miguel Ángel Jiménez, Pilar – Jazmín Abuin, George – Emilio Verdejo, Ernesto – Daniel Acebes
Ensemble – Perceval Vellosillo, Juliette de Laura, Cruz Galiana y Adrián de Vicente
Piano – Txema Cariñena
Guitarra – Elena Ortega
Violín – Belén Zanetti
Percusión – Carlos Márquez/Íñigo García

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.