likeIcono La Compañía Zukdance, dos cuerpos armónicos
unlikeIcono No hubo saludo final

En un entorno relajado, con un público participativo y alegre, asistimos a un programa doble de danza, con encuentro posterior entre los artistas y  el público. Bajo la dirección artística de Cristina Masson y dentro del marco del Festival LDC nos damos cita en el Centro Cultural Sanchinarro.

El Festival se presenta como de carácter transversal y diverso, enfocado a compañías de pequeño y mediano tamaño para dar visibilidad a las nóveles, y a las de trayectoria que tengan en su repertorio una obra multidisciplinar, o que en este momento estén investigando algo distinto  a su habitual repertorio.

La Compañia Alicia Soto – Hojarasca con ‘Estudio 3: Miradas’ fue la encargada de poner en movimiento la tarde y Zukdance con ‘NU2’ danza Madrid cerró esta función, que a todos los presentes nos supo a poco, y de la que nadie se animó a levantarse de su butaca hasta habernos anunciado que el programa había llegado a su fin.

“Bailarín en paro, me muevo por una moneda” rezaba un cartel que sostenía un intérprete, paseándose por el escenario, adelantando la invitación al público de participar con complicidad. El bailarín nos ofrece un jugoso aperitivo de control corporal e ilusión de liviandad con su dominio del break dance.

Alguien le da una moneda y como una estatua viviente, el movimiento se reanuda. Queremos ver más. El bailarín renuncia a su dinero y lo comparte con una mujer que se come la moneda de chocolate, disfrutándola delante del joven que la mira embelesado. Todo entre ellos está listo para que empiecen a dibujar un paso a dos, donde los estilos los diferencian con claridad, pero el objetivo, entenderse, les marca el camino.

Elegantes, sensuales, estilosos, atractivos, van y vienen por el espacio manteniendo el delgado equilibrio de las formas aéreas con un surtido abanico de cogidas, donde el bailarín demuestra firmeza, decisión y suavidad en iguales proporciones.

Con décadas de experiencia, Soto profundiza en la línea que propone de fusión de lenguajes de danza urbana, break dance y contemporáneo y la influencia que en nosotros tiene la mirada del otro. Una pieza interesante y plástica con potencial para seguir desarrollando la comunicación entre ambos artistas.

Zukdance nace en 2012 en Madrid, bajo la dirección de la coreógrafa Itsaso A. Cano. La compañía aúna artistas de distintos estilos, entre los que se incluyen la danza contemporánea, el breakdance y la acrobacia.

En esta pieza, “NU2”, bucean en las profundidades de la dualidad hombre-mujer. La coreografía sobresale por la continuidad y homogeneidad, basadas en una buena técnica, una correcta interpretación y un entendimiento mutuo entre ambos intérpretes.

Contact, mucha comunicación corporal y guiños de capoeira, hechizan al espectador, con una luz adecuada, que envuelve a los bailarines en una atmósfera tenue y cálida. Ambos avanzan lentamente, pero sin interrupción a un encuentro inevitable y, a partir de ese punto de descubrimiento ya no vuelven a separarse. En vertical, en el suelo, con puntos de contacto y también de manera individual, destaca la perfecta comunicación de ambos, sin altibajos, sin ruptura, como un fluido que se mueve dentro de un recipiente agitado, un vaivén que maneja al espectador, seducido y atento.

Función: 7 de octubre de 2017. Centro Cultural San Chicharro (Madrid)

Ficha artística

Compañia Alicia Soto – Hojarasca con “Estudio 3: Miradas”
Dirección artística y coreografía: Alicia Soto
Intérpretes: Julián Gómez Pavón, Alicia Soto
Creación Musical: Luis Laforga

Zukdance – “Nu2”
Dirección artística y coreografía: Itsaso A.Cano
Intérpretes: Itsaso A.Cano y Miguel Pérez
Música: Guillermo Medín y Sofía Comas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.