La noche del pasado sábado, las 3 piezas más premiadas de entre las 14 propuestas repitieron actuación en el Centro Conde Duque para poner el cierre a la edición 2015 del Certamen Coreográfico de Madrid.

El público y los participantes compartían la alegría del trabajo bien hecho y de ir saboreando la vivencia de los galardones que se llevan bajo el brazo, todos ellos premios que además son experiencias, grandes oportunidades de aprender, en algunos casos también de viajar y en todos los casos de seguir bailando.

El espíritu del certamen, en palabras de su directora Laura Kumin, es el del diálogo y así también lo manifestó uno de los miembros del jurado, Toni Jodar, quien nos explicó que los premios se entregaron no sólo por el trabajo coreográfico de la pieza evaluada sino por el recorrido creativo y proyección de su creador, conociendo la historia, continuando ese diálogo con los participantes que propone Kumin. El resto de miembros que formaron el jurado fueron Natalia Alvarez Simó del Miniserio de Educación, Cultura y Deporte; Elisabetta Bisaro (Francia), Yvona Kreuzmannová (R.Checa) y Jaciel Neri (México).

Certamen Internacional de Coreografía de Burgos-New York 2015 (57)
Foto: Fernando de Valenzuela

Arrancamos por el final, la pieza que apareció en tercer lugar pero se llevó el primer premio. Carmen Fumero y Miguel Ballabriga con “Eran casi las dos” se alzaron con el Primer Premio del certamen; el de Seguimiento artístico a cargo de Coreógrafos en Comunidad y el Premio Ayto. Alanís de la Sierra, una Residencia en su Centro de Creación. Además, en el caso de Carmen, comparte un premio extra con otra bailarina que es la Residencia en el Centro de Danza Canal.

“Eran casi las dos”, una pieza basada en un fragmento literario donde sus protagonistas intentan encontrarse sorteando los obstáculos que los llevan justamente al desencuentro. Un encuentro presente, donde el pasado pesa a la hora de hacerlo realidad. Coreográficamente rica en el comienzo, con una aparición en escena de Miguel que genera expectación. El bailarín se adueña de la escena y convence con sus transiciones entre vertical y suelo y su tránsito por el escenario es homogéneo y sin fisuras. La pieza, sin embargo, abusa del caminar por el escenario sin más y de los momentos de pausa con miradas intensas, recursos repetidos y muy vistos. Cuando por fin el encuentro se produce ambos seducen al público, tanto a nivel de ejecución, mostrándonos técnica, destreza y pasión y la coreografía por fin se vuelve jugosa.

David Guerra con su pieza “Outline” recibió la Mención especial del Jurado a un coreógrafo con voz clara de autor y programación en Tanec Praha, Praga; la residencia en el Centro Coreográfico de La Gomera; el Premio Universidad Carlos III de Madrid y el Premio de la Crítica.

Coreográficamente “Outline” es una buena exploración en el campo de los pesos, equilibrios y fuera de eje que, además, merece una mención en cuanto a la ejecución ya que ambos bailarines tiene alturas y constitución corporal bastante dispar, lo que suma un hándicap a la pieza —que según el coreógrafo se pudo solventar gracias al trabajo en equipo, el entrenamiento y la confianza entre ellos— y positivamente suma una dosis extra de vértigo en figuras que parecen no aguantar la actuación de la gravedad, pero que el trabajo conjunto entre ambos bailarines hace posible. Introducción y desenlace interesantes pero algo largos y un poco repetitivos. Los momentos centrales, que según su creador no tienen nada que ver con cuestiones de pareja o amor, pecan quizás por esta razón de excesiva inexpresión. Un notable para la iluminación que no sólo suple la falta de escenografía, sino que la vuelve innecesaria.

Aiala Echegaray y Mendiguren con “Play” se llevó la Residencia en el Centro de Danza Canal y la Beca para los Ciclos Creativos en Bambúdanza. Al ver esta pieza resulta difícil separar la observación coreográfica y la propia performance porque la pieza parece calzar como un guante a ambos bailarines (Andreia Insausti y Edoardo Ramirez) y esto en sí mismo es también un acierto del coreógrafo. “Play” es sólida porque la historia que cuenta se recibe perfectamente. Duración de la pieza, música, vestuario e iluminación acompañan y sacan buena nota. Edoardo realiza un gran trabajo de partenaire, Andrea adopta a la perfección el papel de muñeca y sus movimientos parecen realmente provocados desde fuera y ambos juntos nos regalan momentos de gran belleza, expresan de tal manera que lo complejo parece sencillo y lo pesado liviano.

Para completar el programa del sábado, el certamen contó con la actuación de la Compañía Invitada de SHARON FRIDMAN con TACT in progress, música en directo y tres intérpretes que basados en el contact, que es el estilo propio de la compañía parece haber abordado, según la sinopsis del programa:”…un viaje por la partícula elemental del contacto, por el sentido de la acción, dejando atrás los formatos tradicionales de exhibición de la Danza”. (SIC) Esto último es cierto, ya que se rodearon de público que sentados en semicírculo en el escenario disfrutaban de una visión distinta al resto del auditorio. Por lo demás, el anuncio puede resultar un poco grandilocuente para el resultado.

PREMIOS

• Primer Premio (5.000 euros) para Carmen Fumero y Miguel Ballabriga por “Eran casi las dos”
• Mención especial del Jurado a un coreógrafo con voz clara de autor y programación en Tanec Praha, Praga: David Guerra por “Outline”
• Residencia en La Caldera (Barcelona) para Anastasia Brouzioti por “Race to Grace”
• Residencia de creación en la sede de la Cía. Losdedae en Alcalá de Henares dentro de LSD Movement para Julia María Koch por “Charon”
• Residencia en la Nave del Duende (Casar de Cáceres) para Juan Cabrera, Inés Narváez y Denislav Valentinov por “Time Out”
• Residencia en el Centro de Danza Canal compartido entre Carmen Fumero/Miguel Ballabriga,  Aiala Echegaray (por “Play”)
• Residencia en el Centro Coreográfico de La Gomera para David Guerra
• Residencia en Espacio Espiral (Santander) para Victoria P. Miranda y los INnato
• Asistencia a la Semana de Investigación Coreográfica en Bassano del Grappa, Italia para Inés Narváez y Samuel Déniz Falcón
• Residencia en Tanzhaus Zürich para Alba G. Herrera
• Premio Universidad Carlos III de Madrid para David Guerra
• Seguimiento artístico a cargo de Coreógrafos en Comunidad para Carmen Fumero y Miguel Ballabriga
• Premio del Jurado Joven para Aiala Echegaray
• Premio del Público para Ricardo Millor y Miguel Ángel Fernández
• Premio de la Crítica para David Guerra
• Beca para un coreógrafo en el programa DanceWEB 2016 – Life Long Burning Viena (Austria) para Ugne Dievaityte
• Beca para el Barcelona Internacional Dance Exchange (BIDE) para Miguel Ángel Fernández
• Premio Conservatorio Superior de Danza “María de Ávila” de Madrid para Victoria P. Miranda y los INnato
• Premio Fundación AISGE a un bailarín o bailarina sobresaliente para Andreina Insausti
• Proyecto Tutoría para Lucía Marote y Nadine Gerspacher.
• Becas para  los Ciclos Creativos en Bambúdanza (Nuevo Premio) para Juan Cabrera y Aiala Echegaray
• Premio Ayto. Alanís de la Sierra: Residencia en su Centro de Creación (Nuevo Premio) para Carmen Fumero y Miguel Ballabriga
• Premio PAD para un/a intérprete para asistir al PENCCA (Nuevo Premio) para Miguel Pérez.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.