likeIcono  La partitura de Falla y Marina Heredia
unlikeIcono  Los tramoyistas a la vista en todo momento
Julio Ruíz (Carmelo) y Marina Heredia (Candelas) entrando en la plaza de toros.
Julio Ruíz (Carmelo) y Marina Heredia (Candelas) entrando en la plaza de toros.

La Fura dels Baus clausuró el pasado 10 de julio el Festival Internacional de Música y Danza de Granada con la première de su espectáculo Amor Brujo: el fuego y la palabra, con el que han querido conmemorar el centenario del estreno de la obra de Falla y reivindicar la autoría de las letras del libreto, escritas por María Lejárraga, que decidió en su día quedarse en la sombra en favor de su marido.

La compañía catalana, liderada en esta ocasión por Carlus Padrissa, es conocida internacionalmente por sus arriesgados montajes y sus enormes puestas en escena. En la línea de la Fura, el espectáculo es rompedor, visual y efectista, aunque en esta ocasión se queda a medias, ofreciendo un show con tintes bastante comerciales, que deja al público en una clara división de opiniones, entre la gente a la que le convenció la propuesta de Padrissa y a los que les supo a poco.

Musicalmente se apuesta por una creación más aflamencada, a la que pone voz Marina Heredia, que interpreta el papel de Candelas, eje y parte fundamental de este Amor Brujo. Ella va guiando el discurso narrativo, siendo sin duda de lo mejor de la velada, mostrándose poderosa, desgarradora, vital y sentida.

La Fura dels Baus - El amor brujo el fuego y la palabra (3)
Julio Ruíz (Carmelo) y Marina Heredia (Candelas) y varios técnicos moviendo la estructura

Este Amor Brujo “furero” presenta construcciones escénicas sobre grandes grúas, en las que la magia del teatro queda “desnuda”, ya que el público puede ver como los tramoyistas montan, desmontan y mueven los elementos por el espacio, “manchando” la escena y distrayendo los asistentes del hilo narrativo de la obra.

El espectáculo, de marcado aire andaluz, nos lleva a un mundo de ensoñación y magia, a través del amor, el desamor, la gitanería, la brujería y el misticismo. El fuego y el agua cobran un papel destacado en esta producción y nos brindan varios de los momentos más visuales de la pieza. Los bailarines, ataviados con una original indumentaria con mangueras, inundan la escena y sobre los grandes charcos se marcan un zapateado flamenco. El fuego toma el relevo al agua y comienza a ser sorteado por cantantes y bailarines. Por otro lado, la pieza también recibe el apoyo visual de las imágenes de los años treinta del cineasta granadino José Val del Omar.

Bailarines de la Fura durante la actuación de Granada
Bailarines de la Fura durante la actuación de Granada

El espectáculo es continuamente sorpresivo, centrando la atención del espectador en las gradas laterales, en las que vemos a las bailarinas simulando al fuego, transformadas en grandes campanas blancas… Al inicio, por el tendido central hacen su entrada los novios, que después accederán a la plaza por la puerta principal, mezclándose con el público.

Las partes bailadas están acuñadas por el joven Pol Jiménez e interpretadas por un grupo de versátiles bailarines, entre los que se encuentra el propio creador. Coreográficamente la pieza es rompedora y moderna, destacando el fragmento final, que interpretan a modo de bis y el pasaje en el que taconean sobre el agua.

En la plaza de toros de Granada no cabía ni un alfiler. Más de 7000 espectadores acudieron a la cita de la Fura, que tuvo que ampliar el aforo para no dejar a nadie fuera. Fruto de esta masificación vinieron los problemas en el acceso al recinto que retrasaron el comienzo del show media hora, lo que provocó tres largas pitadas y abucheos entre los asistentes.

Podríamos decir que visualmente el espectáculo no defrauda, pero tratándose de un montaje de la Fura dels Baus al que se le ha dado tanta difusión, el público se esperaba algo más.

Función: 10 de julio de 2015. Plaza de Toros de Granada. Festival Internacional de Música y Danza de Granada.

Fotos: Fernando de Valenzuela

[foogallery id=”1253″]

Ficha técnica

Manuscrito: María Lejárraga
Director de escena y escenógrafo: Carlus Padrissa
Candelas: Marina Heredia
Bailarines: Miranda Alfonso, Fuensanta Blanco, Martí Corbera, Yaiza Espigares, Albert Hernández, Pol Jiménez, Montse Selma y Axel Téllez
Guitarra: José Quevedo “El Bola”
Música: Orquesta Joven de Andalucía (OJA)
Director orquesta: Manuel Hernández Silva
Coreografía: Pol Jiménez
Diseño de vestuario: Chu Uroz
Iluminador: Carles Rigual
Efectos Especiales:
Thomas Bautenbacher
Montaje video: Manel G Frasquiel

Programa

En el Generalife, de Noches en los jardines de España (Manuel de Falla)
Introducción, de El sombrero de tres picos (Manuel de Falla)
Danza española, de La vida breve (Manuel de Falla)
Amor gitano (Popular)
El amor brujo (Manuel de Falla)
Estreno. Coproducción del Festival Internacional de Música y Danza de Granada, Sponsorship Consulting, Teatros del Canal, Old and New Montecarlo, Fundaçao Theatro Municipal de São Paulo, Teatro Comunale di Bologna y Festival Castell de Peralada, con motivo del centenario del estreno de El amor brujo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.