likeIcono La magia de la nueva pieza Paper trails
unlikeIcono La escasez de luz en algunos pasajes

La compañía liderada por Moses Pendleton celebra sus 35 años de historia con el espectáculo Momix forever, una obra recopilatoria que aglutina las piezas más significativas de la agrupación, así como también cuatro números de nueva creación, ideados para el estreno de este show.

Momix_Forever

Pendleton, una vez más, deja patente el sello de calidad y originalidad de Momix, haciendo muestra de un collage de bellas coreografías en las que hasta el más mínimo detalle está cuidado minuciosamente. El vestuario, las estructuras, la iluminación y todos los elementos escénicos forman parte de la composición coreográfica, haciendo que cada uno de ellos cobre vida y “dance” de forma mágica y visual, complementando los movimientos de los bailarines. La compañía la conforman un magnífico elenco, con un perfil de artista versátil, capaz de ejecutar las piezas más bailables, así como otras con gran carga acrobática y circense.

Un telón de fondo negro recubierto de estrellas marca el inicio del espectáculo. Son las Pleiades, una pieza en la que tres bailarinas danzan en la penumbra portando unas aspas con las que crean formas bellas y diferentes, que simulan veloces hélices, antenas de algún insecto o estrellas fugaces, que avanzan al unísono. Con sus giros continuados recuerdan a los movimientos de las danzas turcas de los derviches, recurso que repetirán en Baths of Caracalla y en Aqua Flora.

Sin dejar atrás el cielo estrellado, que nos acompañará de fondo en casi toda la velada, disfrutamos de piezas en las que los elementos escénicos cobran gran importancia, mientras los bailarines desafían las leyes de la gravedad, creando bellas figuras en conjunción con ellos, como es el caso de Dream Catcher, propuesta en la que una pareja baila sobre una estructura metálica o Spawning, en la que tres bailarinas con sus torsos desnudos se deslizan y juegan con unas esferas blancas.

Momix_Forever

La pieza más llamativa de Momix Forever es Paper Trails, con la que cierran la primera parte de la velada, en la que destaca la original proyección sobre el papel, el telón de fondo, las cajas y los cuerpos de los bailarines con la que Pendleton crea un mundo de ensoñación futurista, en el que las imágenes parecen desplazarse por la escena, logrando efectos ópticos de gran plasticidad.

En otras piezas como Baths of Caracalla, Marigolds o Aqua Flora el vestuario tiene un gran peso. En la primera de ellas la volatilidad y belleza que crean las telas blancas con el movimiento de las bailarinas recuerda a la Danse Serpentine de la creadora vanguardista Loïe Fuller. En Marigolds destaca la originalidad y el colorido de la indumentaria cambiante, que se va desde unas esponjas naranjas hasta unas batas de cola flamencas. En Aqua Flora, una de las propuestas más visuales del espectáculo, la bailarina porta un vestuario metálico, que en principio pudiese parecer una jaula y que más tarde irá derivando hacia otras formas que se van dibujando por el espacio con el movimiento giratorio.

Los juegos de luz son otro de los aspectos protagónicos en parte de las creaciones que pudimos ver de Pendleton, como es el caso de la obra de nueva creación Light reigns, en la que unas varillas luminosas danzan con las bailarinas. En Spawning la luz negra proyectada sobre los maillots con mangas blancas consigue dar un efecto de flotabilidad y magia; haciéndonos ver gaviotas, medusas… y un sinfín de figuras danzantes.

Momix_Forever

El color y la luz dan paso a la robustez y a la técnica gimnástica en piezas como Pole Dance, una obra marcial en la que tres bailarines masculinos portan tres pértigas de madera o Table Talk, obra en la que sirviéndose del apoyo de una simple mesa nos ofrece una danza cargada de pasajes acrobáticos, con cierto matiz cómico, ejecutados de forma solvente por Steven Ezra, uno de los bailarines más destacados de la formación estadounidense.

Otro de los momentos exquisitos de la noche llega tras el descanso con Frozen awakening, con el que haciendo uso de un gran espejo logran duplicar los movimientos de la bailarina, creando pasajes de una cuidada estética.

Por un instante, la noche deja atrás los efectos lumínicos y los artefactos para embelesarnos con la belleza y la plasticidad de la propia danza, con el paso a dos TUU. El aire cómico tampoco falta en el espectáculo, en creaciones como Daddy Long Leg, que recrea a jinetes que cabalgan sobre un zanco de madera o If you need something, pieza que interpreta toda la compañía y con la que cierran el espectáculo. En ella juegan con maniquíes a tamaño real y consiguen contagiarnos de sus buenas vibraciones.

Todos estos ingredientes, unidos a una combinación de músicas, que cabalgan entre lo oriental, lo experimental y los sonidos de la naturaleza, nos transportan a un mundo onírico del que nunca querríamos salir.

Galería de fotos de la actuación

Momix - Forever

Función: 1 de noviembre de 2016. Teatro Arriaga (Bilbao)

Fotos: Fernando de Valenzuela

Ficha técnica

Director Artístico: Moses Pendleton
Bailarines: Gregory Dearmond, Jon Eden, Steven Marshal, Steven Ezra, Amanda Hulen, Morgan Hulen, Sarah Nachbauer, Rebecca Rasmussen, Cara Seymour, Jocelyn Wallace y Jason Williams
Directora asociada: Cynthia Quinn
Directores técnicos: Giovanni Melis y Fabrizio Pezzotti
Director de Producción: Woodrow F. Dick iii
Diseño luces: Howell Binkley (TUU), Bruce Goldstein (Table Talk), Joshua Starbuck (Dream Catcher, Marigolds, Frozen Awakening, Pole Dance, Aqua Flora), Woodrow F. Dick, III (Baths of Caracalla, If You Need Some Body, Daddy Leg, Light Reigns, Aeria, Paper Trails), Michael Korsch (Pleiades, Spawning).
Montaje musical: Moses Pendleton
Edicion musical: Joshua Christopher, Andrew Hansen, Brian Simerson
Vídeo: Woodrow F. Dick, III
Vestuario: Phoebe Katzin, Moses Pendleton, Cynthia Quinn

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.